La tía es la segunda mamá, estudios psicológicos lo confiman

La relación de los niños con las tías es diferente a la que se desarrolla con sus papás. Una tía no solo
brinda amor y atención a sus sobrinos, sino que la conexión que existe entre ellos la convierte en una
segunda mamá, una amiga y confidente que siempre velará por su bienestar.
Con ellas generalmente se crea una complicidad muy especial que difícilmente se logra con los padres.
El papel de las tías en la vida y el desarrollo de los pequeños es muy importante. Las visitas a los museos,
juegos, consejos, ánimos y detalles hacen de las tías personas muy importantes en la vida de todos
nosotros. Las tías son importantes en la vida de un niño y siempre van a querer al primero, segundo o
tercero de una forma especial. ¡Todos reciben un cariño único!

Se volcará en atenciones y detalles sin temor a escuchar que debe tratar a sus hijos de la misma forma,
justo como sucede con los papás.
Las tías son importantes en la vida de los niños porque además jugará todo el tiempo que sea necesario
sin decir “tengo que cuidar a tu hermano, tengo que sacar la ropa de la lavadora, tengo que darle de
cenar a tu papá o tengo que terminar la tarea con tu hermanita”.
Suelen ser un poco más permisivas que los padres, claro, siempre de manera prudente y velando por el
bien de sus sobrinos. De tal manera los pequeños encuentran en ellas una mezcla perfecta entre amistad
y protección que les da seguridad y los hace felices.

Si te gustó esta hermosa reflexión compártela!
Fuente: Sencillamentemama